Calle Castalla, 4, 03440 Ibi, Alicante, España

Cistitis intersticial

Cistitis intersticial UMEBIR Unidad de Medicina Bioregenerativa

Lacistitis intersticial es una afección crónica que causa presión en la vejiga, dolor en la vejiga y a veces dolor pélvico. Puedes sentir desde una leve molestia hasta un dolor intenso. La afección forma parte de un espectro de enfermedades conocidas como “síndrome de vejiga dolorosa

SÍNTOMA de la cistitis intersticial

 

¿Cuáles son los síntomas de la cistitis intersticial?

Las personas con cistitis intersticial sienten con frecuencia molestias, presión, sensibilidad o dolor en la vejiga, la parte inferior del abdomen y la zona pélvica. Los síntomas varían de persona a persona, pueden ser leves o fuertes y hasta cambiar en cada persona a medida que pasa el tiempo.

Entre los síntomas se pueden incluir una combinación de:

Urgencia

La urgencia es la sensación que siente la persona de que necesita orinar en ese mismo instante. Un impulso fuerte es normal si no ha orinado por algunas horas o si ha estado tomando muchos líquidos. La persona con cistitis intersticial puede sentir dolor o ardor, junto con una necesidad urgente de orinar antes de que la vejiga haya tenido tiempo de llenarse.

Frecuencia

La frecuencia es orinar más a menudo de lo que la persona cree que debería necesitar, dada la cantidad de líquido que está tomando. La mayoría de las personas orinan entre cuatro y siete veces al día. Tomar grandes cantidades de líquido puede causar una micción más frecuente. Tomar medicamentos para la presión arterial llamados diuréticos, o píldoras de agua, puede también causar una micción más frecuente. Algunas personas con cistitis intersticial sienten una necesidad fuerte y dolorosa de orinar muchas veces al día.

Dolor

A medida que la vejiga comienza a llenarse, es posible que la persona sienta dolor, además de incomodidad, que empeora hasta que orina. El dolor generalmente mejora por un tiempo una vez que se vacía la vejiga. Las personas con cistitis intersticial rara vez sienten dolor constante en la vejiga. El dolor puede desaparecer durante semanas o meses y luego volver. A veces, las personas con cistitis intersticial se refieren a un ataque de dolor de vejiga como un brote de síntomas.

Algunas personas pueden sentir dolor sin urgencia o frecuencia. Este dolor puede provenir de un espasmo en los músculos del piso pélvico, el grupo de músculos que se adhiere a los huesos pélvicos y sostiene la vejiga, el intestino y el útero o la próstata. Durante las relaciones sexuales, este dolor causado por el espasmo en los músculos del piso pélvico puede empeorar.

Los síntomas de la cistitis intersticial son variables. Están presentes con intensidad diferente: dolor pelviano, aumento de la frecuencia miccional, nicturia, sensación de urgencia para orinar y a veces disuria. El curso de la enfermedad es ccrónicop

El aumento de la frecuencia miccional, o polaquiuria, es la necesidad de orinar más a menudo que lo normal. Normalmente, una persona adulta promedio orina entre seis y nueve veces al día, y no necesita levantarse durante la noche para ir al baño o lo hace una vez. Un paciente con cistitis intersticial necesita orinar con mayor frecuencia, tanto de día como de noche.[

A medida que la frecuencia aumenta, se convierte en urgencia. La urgencia para orinar es un síntoma habitual de la enfermedad. Algunos pacientes sienten una urgencia constante que nunca pasa, incluso después de orinar (tenesmo vesical). Si bien otros pacientes orinan a menudo, no necesariamente sienten esta urgencia para ir al baño todo el tiempo.

Los pacientes con cistitis intersticial pueden sufrir de dolor en la vejiga que empeora a medida que la vejiga se llena. Algunos pacientes sienten el dolor en otras áreas además de la vejiga. Una persona puede sentir dolor en la uretra, en la región inferior del abdomen, en la región inferior de la espalda o en el área de la pelvis o perineal. Las mujeres pueden experimentar dolor en la vulva o en la vagina, y los hombres pueden sentir dolor en el escroto, en los testículos o en el pene. El dolor puede ser constante o intermitente.

Muchos pacientes con cistitis intersticial pueden identificar ciertas cosas que empeoran los síntomas. Por ejemplo, los síntomas de algunas personas empeoran al ingerir ciertas comidas o bebidas.Muchos pacientes encuentran que los síntomas son peores si tienen estrés (ya sea estrés físico o mental). Los síntomas pueden variar con el ciclo menstrual, acrecentándose en la etapa premenstrual, lo cual lo distingue del dolor de la endometriosis Tanto los hombres como las mujeres con esta enfermedad pueden experimentar alguna disfunción sexual a causa de esta enfermedad; las mujeres pueden sufrir dolor durante el coito porque la vejiga se encuentra al frente de la vagina, y los hombres pueden sentir dolor en el orgasmo o al día siguiente. Se ha visto que el 97% de las mujeres que sufren dolor postcoital sufren de algún grado de cistitis intersticial

Cistitis intersticial UMEBIR Unidad de Medicina BioregenerativaLa teoría de autoinmunidad en este trastorno es cada día más clara y de hecho se utilizan corticoides e inmunonoduldores dentro del esquema terapéutico

También se ha visto una íntima relación de la coexistencia de este síndrome con el sibo y específicamente con aquel sibo que tiene autoinmunidad positiva para antivinculina , y la vejiga también es músculo liso y también tiene vinculina

Por esta razón nuestro esquema de trstameintos auroinmunes responde excelentemente la sintomatología de este trastorno

Cistitis intersticial UMEBIR Unidad de Medicina Bioregenerativa

 

ESCRIBENOS