Calle Castalla, 2, 03440 Ibi, Alicante, España
965992104

QUIEN ES EL FANTASMA EN LAS INTOLERANCIAS Y EL SII, EL GLUTEN O LOS FRUCTANOS?

QUIEN ES EL FANTASMA EN LAS INTOLERANCIAS Y EL SII, EL GLUTEN O LOS FRUCTANOS?

Durante los últimos años, la intolerancia al gluten, la cual sufre hasta el 1% de la población, ha empezado a rodearse de controversia. Si bien es cierto que los alimentos sin gluten eran más caros en un inicio, progresivamente su precio ha ido ajustándose debido a la gran demanda de estos. Pero dicha demanda no se debe a un aumento de los diagnósticos de intolerancia al gluten como tal, sino al hecho de que hasta el 12% de la población parece notar molestias tras consumir alimentos con gluten -como el trigo-, pero sin un diagnóstico claro de intolerancia.

Un estudio relaciona esta familia de polisacáridos y oligosacáridos con la llamada “sensibilidad al gluten no celíaca”. ¿Se ha culpado a este componente de males de los que era inocente?

Es posible que la mayor parte de las personas  entiendan mucho de sus síntomas cuando se entere que el presunto culpable del malestar en la controvertida sensibilidad al gluten no celíaca, muy probablemente no es el gluten. En su lugar, una reciente investigación apunta su dedo acusador hacia  los fructanos. Esto no quiere decir que el gluten como representante del grupo vegetal o como la caseína representante del grupo animal  no sean proinflamatorios cuando hay permeabilidad intestinal sobre todo  y profermentativos en todos los casos debido a que hay carencia enzimática para su procesamiento

¿Y entonces la pregunta es qué son los fructanos?

Son polisacáridos y oligosacáridos formados exclusivamente por unidades de D-fructosa. Los encontraremos exclusivamente en fuentes alimentarias vegetales. Por ejemplo en los puerros, el ajo o la cebolla, pero también en los espárragos, las alcachofas y, por supuesto, el trigo, el centeno y sus derivados de encuentra en cantidades considerables .
La cantidad de fructanos en el centeno y el trigo es menor que en los otros , pero también es verdad que todos comemos mayor cantidad de trigo y sus derivados que puerros o ajos .

En el estudio de referencia se estudio a  53 mujeres y seis hombres que habían AUTODIAGNOSTICADO padecer Sensibilidad al Gluten No Celíaca (en adelante SGNC). Este punto es importante: no contaban con un diagnóstico médico de SGNC, sino que ellos mismos manifestaron -sin otros criterios especializados- padecerlo. Se separaron en forma  aleatoria en tres grupos, a los del primero se les administraron barritas de muesli que contenían gluten, a los del segundo barritas ricas en fructanos y a los del tercero barritas libres de ambos elementos, durante siete días.

Después de unos días de descanso, los participantes rotaban de grupo hasta asegurarse que toda la muestra era objeto de cada una de las variantes  durante una semana: con gluten, con fructanos y sin nada de ello.

La sintomatología -digestiva- de cada participante se midió en base a la escala que valora los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable. Los resultados desmontaron  las creencias de los participantes respecto al SGNC que se habían autodiagnosticado: fueron los fructanos y no el gluten presentes en las barritas de cereales los que les provocaban una mayor respuesta sintomatológica.

Lo que sí parece bastante claro es la escasez de argumentos para diferenciar la SGNC de lo que ya está definido desde hace tiempo como SII

Es muy posible que la mejoría que experimentan las personas con SGNC al retirar de su dieta el trigo, el centeno y otros cereales con gluten  y todos sus derivados se deba a la disminución en la carga de fructanos, y me refiero a la sumatoria a lo largo del día de fructanos + gluten y no tanto en la del mismo gluten en forma aislada.

Lo que supondría un argumento más para dejar de cargar tanta culpa  en esta proteína, que en casos de que no haya permeabilidad intestinal ni alteraciones en la motilidad , y la fabricación del pan sea la adecuada que hablaremos más adelante , no debería generar trastornos de ningún tipo , con lo cual incluso daría  para poner en entredicho la nomenclatura de la propia SGNC.

Desde cuándo y de dónde viene la nomenclatura SGNC

LA CELIAQUIA  un trastorno autoinmune crónico del aparato digestivo, producido en personas genéticamente predispuestas por el gluten. Se caracteriza por una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado, que dificulta la absorción de macro y micronutrientes y cuyo único tratamiento eficaz para controlarla es una dieta sin gluten trazas ni contaminación cruzada  estricta para toda la vida.

Entre muchos otros síntomas posibles, son muchos los relacionados con las funciones intestinal, digestiva y absortiva. Su diagnóstico no es inmediato, pero cuenta con un protocolo definido y útil que puedes encontrar en el Ministerio de Sanidad.

Así, el que cumple con los criterios diagnósticos puede decirse que padece enfermedad celíaca.

Debiendo cumplir

  • Anticuerpos
    Anatomía patológica biopsia
    Endoscopia
    Genética completa

Si un paciente sufre de determinada sintomatología, parecida a los de la celiaquía pero sin cumplir con los criterios diagnósticos mencionados, sufrirá de algún otro trastorno o enfermedad, pero no de celiaquía.

Desde hace unos años atrás ha tomado cierta  credibilidad  el síndrome de sensibilidad no celíaca al gluten SNCG.

En estos pacientes, y una vez descartada la enfermedad celíaca según el protocolo,(ojalá así fuera siempre) se observan una serie de síntomas gastrointestinales como diarrea, dolor o hinchazón abdominal, aunque también pueden presentarse manifestaciones extradigestivas como cansancio, dificultad para concentrarse y dolores musculares o articulares, muchas de ellos comunes con la celiaquía, y en lugar de estudiar en profundidad varias patologías o síntomas que generan estás mismas características

  • Sibo
    Libo
    Disbiosis
    Parasitosis
    Candidiasis intestinal
    Intolerancias a fructosa
    Intolerancia al sorbitol
    Intolerancia a la lactosa
    Intolerancia a otros azúcares
    Intolerancia a la Histsmina
    Déficit DAO
    Malabsorcion de grasas
    Malabsorcion de proteínas
    Permeabilidad intestinal

Una característica en estos pacientes es que la sintomatología se alivia o remite con la eliminación en la dieta de aquellos cereales que contienen  de gluten, lo que ha propiciado la inclusión del término “gluten” en su sigla sin tener la seguridad de si el causante de esos síntomas son sus propias proteínas, otras proteínas de algunos cereales o incluso elementos de otra naturaleza, otros  hidratos de carbono donde entrarían los fructanos.

Siendo así el  inicio de la fiebre antigluten, sin descartar la enfermedad celiaca, y siendo fomentada está fiebre por grupos de Facebook sin ningún sustento científico ,  y a veces llevando a pacientes a lesiones y secuelas graves , ya que si realmente eran celíacos estos pacientes nunca eliminaron las trazas ni la contaminación cruzada , y si aún la enfermedad no se expresó , se seguirá destruyendo intestino sin saberlo re descubrimiento.

El reconocido Dr. Peter Gibson fue uno de los descubridores  cuando  avaló de alguna forma la SGNC en  2011, cuando en el 2013  él mismo puso en entredicho sus hallazgos al publicar  el estudio de referencia en el que no observó efecto alguno del gluten en la dieta de 37 pacientes con SGNC. Sin embargo se sigue con la fiebre y el fomentar eliminar el gluten quizás porque básicamente sea un buen negocio más que una realidad médica.

Peter Gibson  apunta a tener en mayor consideración a los fructanos que al gluten,  a la universidad de Monash, ha centrado una buena parte de su trabajo en el diseño de la dieta baja en FODMAP por sus siglas en inglés, baja en Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles Fermentsbles

Las dietas bajas en FODMAP  en mi opinión y experiencia no son fáciles de seguir, ya que limitan una gran cantidad de alimentos. Además, implica largos periodos de restricción de productos frescos y esto genera Disbiosis por hipodiversidad debido a que nos encontramos pacientes que hacen está dieta por años , lo que produce que las bacterias que no se usan se pierden de la microbiota y son muy difíciles de recuperar , por lo que se debe suplementar cuando se hace una etapa restrictiva para mantener esa microbiota
Con las opciones de autodiagnostico,  seguir grupos de Facebook sin guía médica o con guía médica mala o desactualizada, o siguiendo libros , vemos pacientes donde la cura o el remedio  es peor que la enfermedad
Ya que nadie entrenado y formado ha buscando la raíz del problema

Cronificando y etiquetando a un paciente y condenándole el resto de su vida a una dieta FODMPA  que a largo plazo será generadora de Disbiosis como mínimo y se le seguirá definiendo y etiquetando como Síndrome de Intestino Irritable.

Para estos pacientes, la etología de su malestar es desconocida, y el pronóstico y tratamiento  es adaptarse a lo que les ha tocado  Son pacientes  desesperados, por no tener respuesta para los que no hay un tratamiento definido etiquetados y cronificados

Debemos definir que un 3-4% de estos pacientes pese a realizar los estudios correctos no se  encuentran motivos y estos son los que mejoran con la dieta y modulando microbiota necesitando más tiempo, pero la mayoría una vez encontrado el motivo se resuelve

Ahora porque los fructanos aparecen ahora con tanta frecuencia en ascenso y cada vez cuadros más severos sobre todo con la panificación

Más allá.de  que los trigos que se utilizan la mayoría son manipulados genéricamente , la producción industrializada hace que los tiempos de fermentación no sean los adecuados , hablando de panes de horno , y descartando los envasados de grandes superficies que directamente no los considero pan

Esa fermentación acelerada de barras congeladas o frescas , realizada con trigos modificados  viola los tiempos biológicos originales de una panificación artesana con trigos antiguos como la espelta o el.kamut o trigos NMG, que se fermentan con masa madre que es una conjunción de hongos y bacterias que procesan las proteínas y azúcares del pan por.lo que es muchísimo.mas digerible de un sabor más ácido por la transformación de los azúcares , bajando el.indice glucémico y desapareciendo la intolerancia a los fructanos que han disminuido casi a su inexistencia

     

Port Relacionados

Leave a comment

ESCRIBENOS