UMEBIR. Unidad de Medicina BioregenerativaLa aversión cultural a las grasas -iniciada en los años sesenta- ha sido un monumental error. En ningún otro momento de la historia de la Humanidad hemos tenido los niveles de obesidad, diabetes, infartos y cáncer que ahora tenemos…La sustitución de las grasas saturadas que solíamos comer, por aceites oxidables y carbohidratos simples, ha creado una epidemia global de las mismas patologías que se quería prevenir. El miedo, por supuesto, provenía del concepto falso de que comer grasas saturadas genera infartos. Nada podría ser más erróneo. La causa primaria de la aterosclerosis es el deterioro del endotelio vascular debido a la mala calidad del colágeno, NO EL CONSUMO DE GRASAS SATURADAS con la dieta, y ese daño también es producido por la glicosilacion de las proteínas endoteliales, esas miclrolesiones del endotelio hacen que se genere la plac de aterom ya que la grasa tiende a depositarse en el área con el fin de reparacion

La patología cardiovascular es exclusiva de los homínidos (tanto los monos antropomorfos como los humanos) y tiene su origen en nuestra deficiencia congénita de ácido ascórbico, que genera una mala calidad del colágeno. Generada por nuestra “hipoascorbemia congénita”, la hidroxilación defectuosa del colágeno es responsable de las microfracturas que sufre el endotelio vascular en las zonas de más turbulencia circulatoria, es decir, de más estrés mecánico en las paredes arteriales (aorta, carótidas, coronarias, etc.).(5) El organismo de los homínidos encontró, a lo largo de la Evolución, un modo de reparar momentáneamente dichas microfracturas por estrés mecánico, sellándolas con Lipoproteínas de baja densidad: VLDLP… A pesar de que cierta fracción grasa forma parte de las placas ateromatosas, son los azúcares y la deficiencia de ácido ascórbico quienes generan primariamente el problema.(6) Lamentablemente, tal y como lo describe la Ley de Tanchou, todos los trastornos degenerativos asociados a la cómoda vida industrializada se incrementaron desde el momento en que la manteca, así como la grasa de cerdo, vaca, oveja, llama, búfalo, gallina, etc. fueron sustituidas por aceites vegetales baratos (poliinsaturados), margarina, y aceites artificialmente hidrogenados (trans), al tiempo que montañas de azúcares entraban a dominar nuestra vida cotidiana.

UMEBIR. Unidad de Medicina Bioregenerativa

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Médico especialista en cuidados intensivos, con más de 17años dedicado al ejercicio de la medicina, y doctorado en medicina biológica regenerativa funcional y nutrigenetica en dedicado al ámbito asistencial de esta especialidad, investigación en microbiota y divulgación científica desde el 2012.

Leave a Reply

Llamar ahora

Abrir chat
Estamos para ayudarte