El gusano ataca en primer lugar a la ratas (hospedador primario), y los caracoles y moluscos se infectan al ingerir  las heces de estos roedores (Foto: Wikimedia)

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Hawaii confirmó que al menos tres turistas en la isla fueron diagnosticados con angiostrongiliasis, desde el mes de diciembre de 2018.

La afección es causada por el nematodo o gusano Angiostrongylus cantonensis, que tiene la capacidad de parasitar el cerebro y otras partes del sistema nervioso humano.

La persona contrae la enfermedad principalmente cuando ingiere caracoles y moluscos que ya han sido infectados por el parásito Angiostrongylus cantonensis.

Según el reporte publicado por el Departamento de Salud de Hawaiiuno de los enfermos viajó a la isla en diciembre de 2018, y se infectó al consumir un caracol. Ese año, concretó el organismo, un total de 10 personas sufrieron la afección.

Además de en Hawaii, la extensión de este gusano se ha registrado también en zonas del Caribe, EEUU y África (Foto: especial)

Además de en Hawaii, la extensión de este gusano se ha registrado también en zonas del Caribe, EEUU y África (Foto: especial)

Los otros dos turistas visitaron el destino paradisíaco en enero y febrero de 2019, y se cree que contrajeron la enfermedad por comer frutas sin lavar, verduras crudas o ensaladas caseras. Todos ellos tenían nacionalidad estadounidense.

Estos dos casos elevan a cinco el número total de personas infectadas en lo que va de año. En 2017, se registraron 17 diagnósticos por angiostrongiliasis, mientras que en toda la década anterior únicamente se reportaron dos pacientes con esta infección.

Esto implica que la población del gusano se ha extendido en la isla. Los especialistas creen que esta expansión podría deberse a la aparición de una nueva especie de caracol extremadamente vulnerable a la infección del parásito.

Entre los principales síntomas de la enfermedad se encuentra el dolor de cabeza, vómitos, fiebre y rigidez en el cuello. En ocasiones, el gusano invade el cerebro y puede provocar problemas neurológicos a la persona enferma, como parálisis, coma, daños en el sistema nervioso o la muerte.

El ser humano se infecta cuando consume moluscos ya infectados o vegetales sin lavar en los que pueda haber caracoles. Estos a su vez se contagian al ingerir las heces de las ratas (Foto: especial)

El ser humano se infecta cuando consume moluscos ya infectados o vegetales sin lavar en los que pueda haber caracoles. Estos a su vez se contagian al ingerir las heces de las ratas (Foto: especial)

La enfermedad no tiene tratamiento. El parásito ataca en primer lugar a las ratas, por lo que se considera que estos animales son los hospedadores primarios. El gusano pone sus huevos en los pulmones del roedor, y cuando las larvas nacen se dirigen a la laringe y entran en el sistema digestivo. Al ser expulsadas en las heces,los caracoles y las babosas (hospedadores intermedios) las ingieren,infectándose.

Los cetros de control de enfermedades de EEUU han observado una extensión del parásito no sólo en la isla del Pacífico, sino también en nuevas áreas del Caribe, África y EEUU. Por ello, han emitido una serie de recomendaciones.

Las instituciones pidieron lavar todas las frutas y verduras antes de consumirlas -para asegurarse de retirar los pequeños caracoles que puedan encontrarse en la planta-; almacenar la comida en despensas cerradas y controlar las poblaciones de moluscos y ratas. 

Debemos ser conscientes que la globalización tanto por los viajes la accesibilidad de la población a ellos como de las comidas como frutas y verduras que ingresan al país proveniente de otros países  es un punto fundamental  para entender que los parásitos no son los que eran y que como médicos tenemos la obligación de actualizarnos de pensar, ya que lo que no se busca no se encuentra y lo que no se sabe no se busca, también tenemos casos de dientamoeba y de ancilostomas que antes no teníamos 

 

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Médico especialista en cuidados intensivos, con más de 17años dedicado al ejercicio de la medicina, y doctorado en medicina biológica regenerativa funcional y nutrigenetica en dedicado al ámbito asistencial de esta especialidad, investigación en microbiota y divulgación científica desde el 2012.

Leave a Reply

Llamar ahora

Abrir chat
Estamos para ayudarte