UMEBIR. Unidad de Medicina Bioregenerativa

 

La artrosis es una afección de índole reumático que lesiona el cartílago articular.

Las articulaciones son los componentes del esqueleto que nos permiten el movimiento y por tanto nuestra capacidad motora. Están formadas por la unión de dos huesos a través de la cápsula articular. En el interior de las mismas existe un fluido conocido como líquido sinovial el cual es producido por la membrana sinovial. Los extremos óseos que se unen para formar la articulación están recubiertos por el cartílago articular.

Cuando este cartílago se lesiona, se produce dolor, rigidez e incapacidad funcional. Normalmente la artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones del hombro y de los dedos de las manos, la cadera, la rodilla y la del comienzo del dedo gordo del pie.

Contrariamente a lo que muchas personas piensan, la artrosis no es un padecimiento exclusivo de la vejez; cualquiera puede padecerla. La artrosis aumenta su frecuencia con la edad, y es más común en la mujer y en personas genéticamente predispuestas.

Recomendaciones ante la Artrosis

 Actitud positiva ante este padecimiento

La artrosis, a pesar de todo, permite mantener una vida personal y familiar completa, con escasas limitaciones. En los casos más avanzados, existen tratamientos quirúrgicos que pueden solucionar el problema.  Los progresos con respecto a su investigación y tratamiento son continuos y evolutivos, por lo que su padecimiento es totalmente controlable de manera satisfactoria para el paciente.

Mantenga un peso corporal adecuado

La obesidad es una de las causas que genera este síndrome. También hace que esta progrese más rápidamente. Si  usted es obeso o tiene sobrepeso, exige a sus articulaciones un mayor esfuerzo para realizar la movilización natural del cuerpo. Por ello, es necesario tener un indice de masa corporal adecuado y saludable. No existen alimentos completamente prohibidos para quienes padecen de artrosis.

 Correctos hábitos de postura corporal

Evite sentarse en sillones o sofás hundidos o inestables, y use sillas con respaldo recto, donde sus caderas y rodillas mantengan una posición natural y sus pies estén en contacto con el suelo. Duerma en cama plana.

Realizar actividad física

En la rehabilitación de la artrosis es importantísima la práctica de ejercicio físico para mantener en movimiento las articulaciones y tonificar la musculatura impidiendo que ésta se atrofie, lo que hace que la artrosis avance con mayor rapidez.

Cada paciente con artrosis debe realizar el ejercicio físico que más se adapte a su situación (edad, entrenamiento, articulación afectada, etc.) siempre asesorado por su médico. La natación es un tipo de actividad física muy recomendable para la artrosis al igual que las caminatas y la bicicleta fija. Pero hay ejercicios de rehabilitación muy sencillos que están diseñados especialmente para cada tipo de artrosis y que indicados con el asesoramiento de un fisioterapeuta dan excelentes resultados.

 Evite sobrecargar las articulaciones

No cargue pesos excesivos, procure no caminar por terrenos irregulares y evite estar de pie por lapsos prolongados de tiempo sin descansar. Si padece artrosis de rodilla o cadera, se aconseja el empleo de un bastón para caminar ya que disminuye la sobrecarga de esas articulaciones. Tambien se aconseja emplear un calzado de suela gruesa que absorba la fuerza del impacto del pie contra el suelo al caminar. Esto también puede conseguirse con plantillas o taloneras de silicona que se colocan en el zapato. No use zapatos con tacón excesivo.

 Reposo

Es recomendable intercalar pequeños periodos de reposo durante las actividades de la vida diaria. La artrosis es una enfermedad que cursa con periodos intermitentes de dolor, y durante las fases con mayor dolor el reposo relativo es necesario.

Tratamientos Alternativos

En nuestro Instituto de Medicina Bioregenerativa aplicamos la ozonoterapia, la cual consiste en la aplicación de la cantidad de ozono necesaria segun el tratamiento previamente indicado. Esta técnica  nos permite combatir el envejecimiento, revitalizar el organismo, tratar el dolor, limpiar las arterias de grasa, reparar tejidos dañados, y en general,  recuperar el equilibrio del organismo. También se utiliza para estimular el sistema inmunitario, oxigenar las células sanas y limpiar de toxinas el medio extracelular. Para mayor información sobre este tratamiento pulse aquí 

 

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Dr. Fernando Ruger Viarengo

Médico especialista en cuidados intensivos, con más de 17años dedicado al ejercicio de la medicina, y doctorado en medicina biológica regenerativa funcional y nutrigenetica en dedicado al ámbito asistencial de esta especialidad, investigación en microbiota y divulgación científica desde el 2012.

Leave a Reply

Llamar ahora

Abrir chat
Estamos para ayudarte